Copyright © 2015 cruzadasmatrimoniales.org   |   Todos los derechos reservados
Tel: (33) 19.33.43.17
Quienes somos ?
Cruzadas Matrimoniales es un movimiento que se creó en el año 2008 por un grupo de laicos comprometidos con el conocimiento de la necesidad que existe de proteger la institución familiar sostenida por el matrimonio y la urgencia de que todos sus integrantes se formen cada vez mejor de acuerdo con los valores universales y naturales, basados en la dignidad de la persona y en el evangelio de Jesucristo.

Desde el concilio Vaticano II se vio la importancia de que la familia se proteja ya que “en un momento histórico en que la familia es objeto de muchas fuerzas que tratan de destruirla o deformarla, la Iglesia, consciente de que el bien de la sociedad y de sí misma está profundamente vinculado al bien de la familia” (cfr G.S. 47) así mismo “siente de manera más viva y acuciante su misión de proclamar a todos el designo de Dios para el matrimonio y la familia asegurando su propia vitalidad, así como su promoción humana y cristiana, contribuyendo de este modo a la renovación de la sociedad y del mismo pueblo de Dios”. (FC3).

Aún la APA (American Psychological Association) resalta la importancia de que familias sanas generan sociedades sanas, y todos los esfuerzos deberán de ser apuntados a trabajar por el bien de las familias. La APA subraya que el sentimiento de felicidad y satisfacción personal está muy vinculado al equilibrio afectivo, y éste, a su vez, está en conexión con la vida familiar y de pareja. La familia aporta las principales «razones» para vivir, luchar, trabajar.

Establecer jornadas de promoción y vivencia de valores en la familia y  el matrimonio, facilitar la reflexión así como la orientación, asesoría, y  la ayuda profesional a los matrimonios, fomentando la  oración y celebración teniendo como centro la Eucaristía y la presencia amorosa de María Santísima en cualquier ciudad o población que lo requiera.

Formar matrimonios convencidos    de la importancia de la institución matrimonial  y de su  labor como educadores y formadores de hijos sanos y de bien para la sociedad, donde la vida conyugal se entiende como encuentro y relación personal, íntima y responsable entre un hombre y una mujer. Donde el matrimonio se sueña como un proyecto de vida, y  no sólo un estado de vida.

•El amor conyugal es una vía privilegiada de acceso a la experiencia de Dios. «Y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor» 1 Jn 4,7-8.

Poner al alcance del mayor número de matrimonios posible los conocimientos y la experiencia de los mejores asesores, educadores, terapeutas y conferencistas que de manera sencilla y entendible otorguen herramientas que sirvan de ayuda a la solución de los problemas de la vida conyugal, apoyados en experiencias de vida, dinámicas talleres etc.
Se revisarán en cada jornada cada uno de los aspectos que afectan e influyen la vida matrimonial como son la psicológica, la física, espiritual y emocional, con profesionales en cada área que sean testimonio de vida cristiana y apostólica.

Las Cruzadas fueron expediciones militares realizadas por los cristianos de Europa occidental, a petición del Papa Urbano II, que comenzaron en 1095 y cuyo objetivo era recuperar Jerusalén y otros lugares de peregrinación en Palestina, en el territorio conocido por los cristianos como Tierra Santa, que estaban bajo control de los musulmanes, donde participaron nobles y caballeros de la época.
En la actualidad la institución más amenazada e invadida es el matrimonio y la familia por elementos que fracturan y atacan su integridad y misión para lo cual fueron creadas, por lo que es imprescindible defenderlos. Sin el afán de justificar o traer a la actualidad aquellas batallas, con las cruzadas se intenta integrar y unificar los esfuerzos por rescatar estas instituciones, coordinar y encausar los esfuerzos que hace el gobierno, las asociaciones civiles, la Iglesia, los grupos pastorales, y los medios de comunicación en un solo objetivo, rescatar y formar a las familias y todos sus miembros,  las cruzadas matrimoniales buscan con el conocimiento y la formación, la transformación de sociedades competas mejorando su célula básica que es la familia.

La primera Cruzada se realizó en Guadalajara en el año 2008 en dos días de charlas, testimonios y conferencias que reunieron a 1500 personas, mismas que, al ser testimonio de la transformación y conversión que ellos experimentaron se han logrado reunir hasta 15,000 personas en la última edición en Guadalajara (en la Cuarta Cruzada), así mismo este movimiento se ha expandido en ciudades como Aguascalientes, Cancún, Cozumel, entre otros que están por llevar estas jornadas a sus ciudades.
Los resultados se basan en los testimonios compartidos por los mismos matrimonios que han vivido esta experiencia, y que han sido logrados por la capacidad y el esfuerzo  que ellos mismos han dedicado para abrir su corazón a la Gracia santificante.

Quienes somos?